La Clinica UNSCH se pronuncia sobre los sucesos producidos en Ayacucho…

Nuevamente, Ayacucho es escenario de hechos que tiñen de sangre sus calles y dejan desasosegada a su sociedad. Hace poco más de un mes, fallecieron dos campesinos en el Paro Agrario Nacional.

No han cerrado aquellas últimas heridas producto de la violencia, y ahora damos cuenta de un nuevo hecho: el asesinato de la sub oficial PNP, Maricel Solier Gavilán, quien encontró una muerte trágica y prematura en la carretera Huamanguilla-Quinua, a manos de presuntos narcoterroristas.

De cara a los sucesos del pasado mes, en el cual el Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho convocó de manera exitosa a una movilización regional para expresar el disconformidad social con la violencia y represión que ocasiono la muerte de los mencionados campesinos; la cual la sociedad civil ayacuchana apoyo y demando una exhaustiva investigación de lo sucedido, en la medida que tales hechos no podían quedar impunes.

La manifestación realizada a raíz de la muerte de los agricultores ayacuchanos, acaecida el 19 de febrero, desbordo lo imaginado: decir que la Plaza de Armas y las principales calles de Huamanga estuvieron tomadas por ciudadanos indignados, es poco. Su indignación sustentaba en brazos a los féretros de los fallecidos y los llevaba acompañando la manifestación. En determinado momento, las cosas casi se salen de control: el recinto de la Comisaría estuvo a punto de ser tomado, pues aun no se daba la liberación exigida de los detenidos, producto del Paro Agrario.

Pensamos que siempre el dialogo es la primera opción para la resolución de un conflicto de esta magnitud. No obstante,  la desidia del gobierno y la ineptitud del actual ministro Alva Castro, no dejaron mayores canales en los cuales expresarse. El pueblo ayacuchano no podía tolerar que se pisotee su dignidad de ese modo, tanto más cuando el ministro Alva Castro se atrevió a proferir tamañas declaraciones a la Comisión Permanente del Congreso.

Sin embargo, no es ese el principal asunto de la presente reflexión. Se trata entonces de llamar la atención sobre el mutismo institucional y el silencio sepulcral que invade las calles de Ayacucho frente al asesinato de una ciudadana ayacuchana, que en el cumplimento de sus funciones pereció en una emboscada…..

En ese sentido, nosotros, como miembros de la Clínica Jurídica de Acciones de Interés Público de la UNSCH. Nos preguntamos: dónde se encuentran los representantes de las principales organizaciones de base de nuestra localidad, dónde están los defensores de los derechos humanos… o es acaso que los derechos humanos son patrimonio de determinadas personas…

Dejamos la pregunta planteada  y nos pronunciamos en el mismo sentido en el cual se pronuncio la sociedad civil ayacuchana frente a la muerta de los dos agricultores: exigimos que se investiguen a profundidad los hechos y que se determinen a los responsables: tanto políticos y como criminales.

Si bien es cierto que las manifestaciones violentas no son el mejor camino a seguir, seria de vital importancia el pronunciamiento de las principales organizaciones de base, a fin de exigir justicia.

                                                     Rocío Alfaro Lareanco, con la colaboración de Sandra Rojas Bautista y el apoyo incondicional de Martin Soto Florian.

1 comment so far

  1. Jorge Sanchez Perez on

    Comparto la idea de que las manifestaciones violentas no son la forma de solución de ningun tipo de conflicto, sin embargo la pasividad tampoco es una forma aceptable de comportamiento por parte de aquellos con autoridad para pronunciarse.

    Una pregunta ya hecha muchas veces y repetida en el presente documento salta a mi mente “¿donde estan los defensores de los derechos humanos?” acaso no es igual de importante la vida de un campesino, como la de una oficial de policia?, como la de cualquier ciudadano?.

    Una situacion que me perturba mas, sabiendo que la mayoria de los fondos de estos grupos defensores de derechos, provienen del extranjero, ¿acaso la europa solo suelta dinero cuando se dice: “revolucionarios”, “guerrilleros” o “insurgentes” ?

    Dudo mucho que esa sea la situacion, o es acaso que unicamente en esos casos es muy notoria la situacion y ahi si vale la pena investigar. Es en buena cuenta una buena actitud preguntarse esas cosas y sobre todo, exigir el respeto y la igualdad que todos merecen, ya sean de Lima, de Ayacucho o de cualquier parte del Pais.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: